jueves, 30 de enero de 2014

Nazaret

NAZARET



Por: Jorge Romero Gil. Historiador.



Nazaret es un nombre interesante, se suele asociar a dos cosas a Jesús llamado de Nazaret y a la población de Nazaret. Lo que vamos a tratar tiene que ver con ambos, pero de entrada nos centraremos en la viabilidad del nombre Nazaret como topónimo urbano.

Con Nazaret sucede una cosa curiosa, sabemos que existe como aldea en el siglo IV EC y que es entonces cuando adquiere su fama como población de origen de Jesús de Nazaret, sabemos también que esta poblada a mediados del siglo II EC pero… sabemos también que no lo esta anteriormente.

En otras palabras, no existía ni ciudad, ni población, ni siquiera aldea alguna -a lo sumo alguna granja en la zona- en el sitio de Nazaret entre los reinados de Octavio César Augusto y Tiberio César, época en la que se supone que vivió Jesús de Nazaret y en la que, según la totalidad de los evangelios canónicos –tanto los sinópticos como Juan- existía esa población y, además, siguiendo a Lucas –por ejemplo- como toda una ciudad en la que el propio Jesús tendrá sus más y sus menos con sus paisanos –o supuestos paisanos, tan supuestos como él mismo-. Hay que decir que eso resultaría ser milagroso, al menos entre los reinados de Octavio César Augusto y Tiberio César, porque Jesús se estaría moviendo en una ciudad inexistente habitada por fantasmas o personajes imaginarios que habrían encarnado como él.


Secuencia arqueológica de Nazaret

El caso es que en el lugar que existe la actual Nazaret no hay vestigio alguno de una ciudad anterior al 135 EC, es decir, anterior a la rebelión de Bar Kobcha. Veamos cuales son los estratos que nos ofrece la Arqueología respecto a Nazaret y sus alrededores:

Mesolítico: 13 esqueletos humanos y diversos artefactos, localizados en una cueva situada en el Monte del Precipicio.

Edad de Bronce: Tres tumbas datadas entre el 2000 y el 1200 aEC, únicamente restos de cerámica funeraria.

Edad de Hierro (entre 1200 y 586 aEC): Diferentes restos cerámicos, casi todo en fragmentos, se cuentan cinco vasos, jarras y tinajas, parte del material puede ser funerario y otro no lo es. Estos restos se hallaron en cuevas y cavidades cercanas a la Iglesia de la Anunciación.

Entre el 586 y el 37 aEC: Ningún resto datado.

Entre el 37 aEC y el 70 EC: Aquí aparecen restos de lámparas funerarias, entre seis y diez lámparas de aceite en fragmentos, todas de ajuares de enterramientos. La datación puede ser la indicada pero hay ciertas dudas que podrían situar a todas o alguna de ellas en el 150 EC. Se localizaron bajo la Iglesia de la Anunciación y en grutas cercanas a ella. En el 2009 se descubre algunos restos de lo que pudiera ser una granja aislada en la zona, la datación de las estructuras es difícil pero algunos utensilios se sitúan entre el siglo I aEC y el I EC, a inicios del siglo II EC esta estructura está fuera de uso -desaparece la granja-.

Entre el 70 y el 180 EC: Más material funerario –cuatro lámparas- y un total de tres tumbas-

Entre el 180 y el 324 EC: Siete lámparas en dos tumbas. También cerámica y fragmentos de vidrio de los siglos III y IV EC, todo ello material funerario. Aquí aparecen los restos de un edificio del período romano tardoantiguo –siglo IV EC- y una moneda romana –también del siglo IV EC-.

Los comienzos de la actual Nazaret

Tenemos pues que Nazaret es solo una población de muertos –una necrópolis- entre los siglos I aEC y el II EC y alguna posible granja -no un pueblo, menos una ciudad- . Bien ¿por qué hasta el II EC? Pues porque la Arqueología nos ofrece otra prueba que nos remite al II EC, justo tras la II Guerra Judía, en concreto se trata de una piedra de mármol hallada en la sinagoga de Cesárea Marítima que ofrece un listado de familias sacerdotales que buscan refugio tras la guerra con Adriano y los lugares dónde se ubican, entre ellos hay esta cita:

“El décimo octavo curso sacerdotal (llamado) Hapizzes, relocalizado en Nazaret”

De los veinticuatro “cursos” sacerdotales que se mencionan uno de ellos, el dieciocho, se refugia en Nazaret. Que entonces era básicamente una necrópolis utilizada sobre todo por la cercana Japha. Ahora se instala una aldea con los refugiados. Nazaret quedaba cerca de Sephoris pero, a la vez, estaba fuera de la mencionada ciudad, cosa que convenía a las familias sacerdotales dado que Sephoris era una ciudad gentil.

Los descendientes de esos refugiados son los que habitaban en la zona de Nazaret cuando es “descubierta” por la topografía cristiana en el siglo IV EC -aunque es posible que la aldea mencionada en la epigrafía, como tal, ya hubiese desaparecido y se hubiese retornado al poblamiento rural disperso, en cualquier caso, Orígenes, en el siglo III EC, la busca y no la encuentra, en la estratigrafía tampoco hay rastro de ella-.

A partir de ese momento comienza una presencia cristiana alrededor del llamado “pozo de María”, localizado algo al norte de la primera aldea judía de refugiados del siglo II EC, el poblamiento cristiano acaba por imponerse al judío que habitaba por la zona, aunque algunos pobladores judíos vuelven a aparecer en el valle para ser definitivamente expulsados en el siglo VII EC.

En cualquier caso Nazaret solo es habitada comunalmente a partir del siglo II EC, lo es como una pequeña aldea que es muy posible que desaparecies en el siglo III EC, hasta el siglo IV no se produce una expansión urbana en la zona y la generación de una ciudad cristiana tras la “consagración” del lugar como el de la “ciudad originaria” de Jesús de Nazaret, quedando constituido como punto de peregrinación.

 
Nazaret en los evangelios

Esos son los datos de la Arqueología y la Historia, ahora bien, es fácilmente observable que estos datos no coinciden con los que ofrecen los textos básicos del cristianismo, es decir, con aquello que dicen los cuatro evangelios canónicos –unos con más y otros con menos detalle- sobre una ciudad de Galilea –y hablan de “ciudad” no de aldea o caserío- llamada “Nazaret”, especialmente el texto de Lucas se extiende al respecto. Veamos las referencias evangélicas.

En el evangelio de Mateo:

“y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret; para que se cumpliese el oráculo de los profetas: = Será llamado Nazoreo. =” (Mateo 2:23, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976)  

“καὶ ἐλθὼν κατῴκησεν εἰς πόλιν λεγομένην ναζαρέτ, ὅπως πληρωθῇ τὸ ῥηθὲν διὰ τῶν προφητῶν ὅτι ναζωραῖος κληθήσεται.” (Mateo 2:23, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición)

La Biblia de Jerusalén traduce κληθήσεται por “Nazoreo” pero es muy usual utilizar la voz “Nazareno”. La palabra ναζαρέτ se traduce por “Nazaret”.

“Y dejando Nazará, vino a residir en Cafarnaúm junto al mar, en el término de Zabulón y Neftalí” (Mateo 4:13, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976)

“καὶ καταλιπὼν τὴν ναζαρὰ ἐλθὼν κατῴκησεν εἰς καφαρναοὺμ τὴν παραθαλασσίαν ἐν ὁρίοις ζαβουλὼν καὶ νεφθαλίμ· “(Mateo 4:13, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

Aquí la voz ναζαρὰ es la que se traduce por “Nazará”.

“Y la gente decía: «Este es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.»” (Mateo 21:11, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976)

“οἱ δὲ ὄχλοι ἔλεγον, οὖτός ἐστιν ὁ προφήτης ἰησοῦς ὁ ἀπὸ ναζαρὲθ τῆς γαλιλαίας.” (Mateo 21:11, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

Ahora es el término griego ναζαρὲθ lo que se traduce por “Nazaret”.

En el evangelio de Marcos:
“Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán.” (Marcos 1:9, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976)

“καὶ ἐγένετο ἐν ἐκείναις ταῖς ἡμέραις ἦλθεν ἰησοῦς ἀπὸ ναζαρὲτ τῆς γαλιλαίας καὶ ἐβαπτίσθη εἰς τὸν ἰορδάνην ὑπὸ ἰωάννου.” (Marcos 1:9, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

La palabra ναζαρὲτ es la que se traduce por “Nazaret”.

En el evangelio de Lucas:

“Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret” (Lucas 1:26, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976).

“ἐν δὲ τῶ μηνὶ τῶ ἕκτῳ ἀπεστάλη ὁ ἄγγελος γαβριὴλ ἀπὸ τοῦ θεοῦ εἰς πόλιν τῆς γαλιλαίας ᾗ ὄνομα ναζαρὲθ” (Lucas 1:26, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

Es ναζαρὲθ lo que se traduce por “Nazaret”.

“Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David” (Lucas 2:4, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976).

“ἀνέβη δὲ καὶ ἰωσὴφ ἀπὸ τῆς γαλιλαίας ἐκ πόλεως ναζαρὲθ εἰς τὴν ἰουδαίαν εἰς πόλιν δαυὶδ ἥτις καλεῖται βηθλέεμ, διὰ τὸ εἶναι αὐτὸν ἐξ οἴκου καὶ πατριᾶς δαυίδ,” (Lucas 2:4, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

Nuevamente ναζαρὲθ es “Nazaret”.

“Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret” (Lucas 2:39, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976).

“καὶ ὡς ἐτέλεσαν πάντα τὰ κατὰ τὸν νόμον κυρίου, ἐπέστρεψαν εἰς τὴν γαλιλαίαν εἰς πόλιν ἑαυτῶν ναζαρέθ.” (Lucas 2:39, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

Vuelve ναζαρὲθ a ser “Nazaret”.

“Bajó con ellos y vino a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón” (Lucas 2:51, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976)

“καὶ κατέβη μετ᾽ αὐτῶν καὶ ἦλθεν εἰς ναζαρέθ, καὶ ἦν ὑποτασσόμενος αὐτοῖς. καὶ ἡ μήτηρ αὐτοῦ διετήρει πάντα τὰ ῥήματα ἐν τῇ καρδίᾳ αὐτῆς.” (Lucas 2:51, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

Otra vez ναζαρὲθ se traduce por “Nazaret”. “

14 Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu, y su fama se extendió por toda la región.
15 El iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos.
16 Vino a Nazará, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura.
17 Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito:
18 = El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos =
19 = y proclamar un año de gracia del Señor. =
20 Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él.
21 Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy.»
22 Y todos daban testimonio de él y estaban admirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?»
23 El les dijo: «Seguramente me vais a decir el refrán: Médico, cúrate a ti mismo. Todo lo que hemos oído que ha sucedido en Cafarnaúm, hazlo también aquí en tu patria.»
24 Y añadió: «En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria.»
25 «Os digo de verdad: Muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando se cerró el cielo por tres años y seis meses, y hubo gran hambre en todo el país;
26 y a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a = una mujer viuda de Sarepta de Sidón. =
27 Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, y ninguno de ellos fue purificado sino Naamán, el sirio.»
28 Oyendo estas cosas, todos los de la sinagoga se llenaron de ira;
29 y, levantándose, le arrojaron fuera de la ciudad, y le llevaron a una altura escarpada del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad, para despeñarle.
30 Pero él, pasando por medio de ellos, se marchó” (Lucas 4:14-30, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976)

14 καὶ ὑπέστρεψεν ὁ ἰησοῦς ἐν τῇ δυνάμει τοῦ πνεύματος εἰς τὴν γαλιλαίαν. καὶ φήμη ἐξῆλθεν καθ᾽ ὅλης τῆς περιχώρου περὶ αὐτοῦ.
15 καὶ αὐτὸς ἐδίδασκεν ἐν ταῖς συναγωγαῖς αὐτῶν, δοξαζόμενος ὑπὸ πάντων.
16 καὶ ἦλθεν εἰς ναζαρά, οὖ ἦν τεθραμμένος, καὶ εἰσῆλθεν κατὰ τὸ εἰωθὸς αὐτῶ ἐν τῇ ἡμέρᾳ τῶν σαββάτων εἰς τὴν συναγωγήν, καὶ ἀνέστη ἀναγνῶναι.
17 καὶ ἐπεδόθη αὐτῶ βιβλίον τοῦ προφήτου ἠσαΐου, καὶ ἀναπτύξας τὸ βιβλίον εὖρεν τὸν τόπον οὖ ἦν γεγραμμένον,
18 πνεῦμα κυρίου ἐπ᾽ ἐμέ, οὖ εἵνεκεν ἔχρισέν με εὐαγγελίσασθαι πτωχοῖς, ἀπέσταλκέν με κηρύξαι αἰχμαλώτοις ἄφεσιν καὶ τυφλοῖς ἀνάβλεψιν, ἀποστεῖλαι τεθραυσμένους ἐν ἀφέσει,
19 κηρύξαι ἐνιαυτὸν κυρίου δεκτόν.
20 καὶ πτύξας τὸ βιβλίον ἀποδοὺς τῶ ὑπηρέτῃ ἐκάθισεν· καὶ πάντων οἱ ὀφθαλμοὶ ἐν τῇ συναγωγῇ ἦσαν ἀτενίζοντες αὐτῶ.
21 ἤρξατο δὲ λέγειν πρὸς αὐτοὺς ὅτι σήμερον πεπλήρωται ἡ γραφὴ αὕτη ἐν τοῖς ὠσὶν ὑμῶν.
22 καὶ πάντες ἐμαρτύρουν αὐτῶ καὶ ἐθαύμαζον ἐπὶ τοῖς λόγοις τῆς χάριτος τοῖς ἐκπορευομένοις ἐκ τοῦ στόματος αὐτοῦ, καὶ ἔλεγον, οὐχὶ υἱός ἐστιν ἰωσὴφ οὖτος;
23 καὶ εἶπεν πρὸς αὐτούς, πάντως ἐρεῖτέ μοι τὴν παραβολὴν ταύτην· ἰατρέ, θεράπευσον σεαυτόν· ὅσα ἠκούσαμεν γενόμενα εἰς τὴν καφαρναοὺμ ποίησον καὶ ὧδε ἐν τῇ πατρίδι σου.
24 εἶπεν δέ, ἀμὴν λέγω ὑμῖν ὅτι οὐδεὶς προφήτης δεκτός ἐστιν ἐν τῇ πατρίδι αὐτοῦ.
25 ἐπ᾽ ἀληθείας δὲ λέγω ὑμῖν, πολλαὶ χῆραι ἦσαν ἐν ταῖς ἡμέραις ἠλίου ἐν τῶ ἰσραήλ, ὅτε ἐκλείσθη ὁ οὐρανὸς ἐπὶ ἔτη τρία καὶ μῆνας ἕξ, ὡς ἐγένετο λιμὸς μέγας ἐπὶ πᾶσαν τὴν γῆν,
26 καὶ πρὸς οὐδεμίαν αὐτῶν ἐπέμφθη ἠλίας εἰ μὴ εἰς σάρεπτα τῆς σιδωνίας πρὸς γυναῖκα χήραν.
27 καὶ πολλοὶ λεπροὶ ἦσαν ἐν τῶ ἰσραὴλ ἐπὶ ἐλισαίου τοῦ προφήτου, καὶ οὐδεὶς αὐτῶν ἐκαθαρίσθη εἰ μὴ ναιμὰν ὁ σύρος.
28 καὶ ἐπλήσθησαν πάντες θυμοῦ ἐν τῇ συναγωγῇ ἀκούοντες ταῦτα,
29 καὶ ἀναστάντες ἐξέβαλον αὐτὸν ἔξω τῆς πόλεως, καὶ ἤγαγον αὐτὸν ἕως ὀφρύος τοῦ ὄρους ἐφ᾽ οὖ ἡ πόλις ᾠκοδόμητο αὐτῶν, ὥστε κατακρημνίσαι αὐτόν·
30 αὐτὸς δὲ διελθὼν διὰ μέσου αὐτῶν ἐπορεύετο. 
(Lucas 4:14-30, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

Aquí es ναζαρά la voz que traducida queda como “Nazará”.

En el evangelio de Juan:

“45 Felipe se encuentra con Natanael y le dice: «Ese del que escribió Moisés en la Ley, y también los profetas, lo hemos encontrado: Jesús el hijo de José, el de Nazaret.»
46 Le respondió Natanael: «¿De Nazaret puede haber cosa buena?» Le dice Felipe: «Ven y lo verás.»” (Juan 1:45-46, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976).

“45 εὑρίσκει φίλιππος τὸν ναθαναὴλ καὶ λέγει αὐτῶ, ὃν ἔγραψεν μωϊσῆς ἐν τῶ νόμῳ καὶ οἱ προφῆται εὑρήκαμεν, ἰησοῦν υἱὸν τοῦ ἰωσὴφ τὸν ἀπὸ ναζαρέτ.
46 καὶ εἶπεν αὐτῶ ναθαναήλ, ἐκ ναζαρὲτ δύναταί τι ἀγαθὸν εἶναι; λέγει αὐτῶ [ὁ] φίλιππος, ἔρχου καὶ ἴδε.” (Juan 1:45-46, Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición).

El término ναζαρὲτ es aquí “Nazaret”.

 
Nazaret, Nazará y Nazareno

En todos los casos tanto “Nazará” como “Nazaret” hacen en estos versículos referencia a la misma teórica población –recordemos que con categoría de “ciudad”-, en griego se usa ναζαρά para “Nazará”, y ναζαρὲτ o ναζαρὲθ para “Nazaret”.

Sin embargo es otra palabra la que nos acerca a la clave del misterio y… a la demostración de la construcción del texto en distintas etapas –unas muy tardías-, se trata de κληθήσεται, que puede traducirse por “Nazoreo” o “Nazareno”, porque si κληθήσεται puede ser “Nazareno” también lo puede ser ναζαρηνέ –término que aparece, por ejemplo, en Marcos 1:24 o en Lucas 4:34-, lo mismo que ναζαρηνός –que aparece en Marcos 10:47-, sucede que ναζαρηνέ o ναζαρηνός se puede traducir por “Nazareno” o –teóricamente- desglosarse en la expresión “de Nazaret”.

Y tal vez parezca lo mismo “Jesús nazareno” que “Jesús de Nazaret”, pero… resulta que no lo es, y por aquí se entiende que pasó y como, forzosamente, al menos una parte de los textos evangélicos son… del siglo IV EC, Y de paso que su contenido es de dudosa fiabilidad histórica, La clave del significado de “nazareno” la aporta un texto gnóstico de filiación valentiniana, se trata del Evangelio de Felipe, que forma parte de la Biblioteca de Nag Hammadi y está redactado en copto, el versículo 19 dice:

19a.  Jesús es nombre secreto, Cristo es nombre revelado. Por eso Jesús no existe en cualesquiera [otras] lenguas, sino su nombre es Jesús como se llama. Pero su nombre Cristo en arameo es Mesías, pero en griego es Cristos. En total, está en todas las demás lenguas con arreglo a [la palabra para "ungido de] cada una. 19b. ¡El nazareno revelado es el secreto!

(Evangelio de Felipe, 19, Textos de Nag Hammadi)

Y el versículo 47 dice:
“Los apóstoles que nos precedieron le llamaban así: Jesús el nazareno° Mesías— es decir, Jesús el nazareno Cristo. El último nombre es Cristo, el primero es Jesús, el de en medio es [nazareno]. Mesías tiene dos significaciones: tanto ungido como medición. Jesús en hebreo, es la salvación. Nazara es la verdad [en arameo], por eso el nazareno es el verdadero. El Cristo es la medición, el [nazareno] y Jesús son los medidos.” (Evangelio de Felipe, 47, Textos de Nag Hammadi)

Por otra parte en un versículo anterior se expone como funcionan, en ese contexto, lo que (aparentemente) son nombres, funcionamiento que si no se "conozca de antemano" lleva a un "gran engaño" pues "distrae la atención":

Los nombres que se dan (a las cosas) del mundo son susceptibles de un gran engaño, pues distraen la atención de lo estable (y la dirigen) hacia lo inestable. Y así quien oye (la palabra) «Dios» entiende no lo estable, sino lo inestable. Lo mismo ocurre con el «Padre», el «Hijo», el «Espíritu Santo», la «Vida», la «Luz», la «Resurrección» , la «Iglesia» y tantos otros: no se entienden los (conceptos) estables, sino los inestables, de no ser que se conozca (de antemano) los primeros. Éstos están en el mundo [...]; si [estuvieran] en el eón, no se les nombraría nunca en el mundo ni se les echaría entre las cosas terrenas; ellos tienen su fin en el eón.

(Evangelio de Felipe, 11, Textos de Nag Hammadi)

El evangelio de Felipe se data en el siglo III EC, no deja de resultar curioso que alguien del siglo III EC este informado de los significados de los términos “Jesús”, “nazareno” y “Mesías” o “Cristo” mientras que autores supuestamente anteriores no sólo no lo saben sino que hasta embarcan al personaje en vivencias y conflictos en... ¡una necrópolis! El autor del evangelio de Felipe es consciente de los significados crípticos de cada término –y obsérvese que cada uno de ellos es un título que refleja una cualidad o un conocimiento, ninguno es un nombre, ni de persona ni de topónimo-.

Tenemos aquí la “salvación”, la “verdad” y la “medida” –que también unge-. También tenemos una clave: como funciona la fórmula que se construye a partir de unos títulos –que elemento mide y cuales son medidos. La resultante es que “La salvación verdadera unge” y, también, “La salvación verdadera es medida”. Lo que no tenemos es ni un nombre de persona, ni un nombre de ciudad, ni tampoco un ungido sino una unción –un acto, no una persona-.

Y, todo ello, ¿quién lo explica? Pues un texto gnóstico valentiniano del siglo III EC que le enmienda la plana a los evangelistas canónicos del… siglo IV EC.

Pero no solo sucede con un texto gnóstico, también sucede con uno helenista, así la única mención que hace Celso –pese a que recoge las versiones cristianas de su época, finales del siglo II EC o principios del siglo III EC- a “nazareno” es una mención a “titulatura” o a “cualidad” no a gentilicio, es la que sigue:

“¿Por qué los amenaza él, si desobedecieron sus mandamientos, de tratarlos como enemigos declarados mientras que el Hijo, el Nazareno, formula preceptos completamente opuestos…?” (Celso, El discurso verdadero contra los cristianos, 88)

En Celso aparece frecuentemente la palabra “Jesús” –que curiosamente no aparece cuando al comienzo relata el “affaire” Ben Panthera-, una vez “Nazareno” y ninguna una supuesta población llamada “Nazaret”.

Otra posibilidad que se apunta es que si Iesous o Iosous - ησοῦς- es la transliteración al griego de Yeshúa –ישׁוע- que significa “salvador” o “salvación”, Nazoraios o Nazarenos – ναζαρηνέ- sea la transliteración al griego del hebreo “netser” o “netzer” -סניף- que significa “rama” o "vástago". Lo que no dejaría de implicar otra referencia a titulatura, dado que quedaría así: “La salvación [brota] de la rama”. Y ese significado, relativamente críptico, nos lleva de vuelta al gnosticismo y sus características.

No obstante, respecto a esta interpretación hay algunas objeciones lingüísticas derivadas de la transliteración del hebreo al griego, según esto no se utiliza la zeta sino la sigma para transliterar la letra hebrea tzade, lo cual hace altamente improbable esa derivación.

 
La “hipótesis toponímica”

Si vamos a otras fuentes en busca de referencia toponímica vemos que Flavio Josefo –que fue comandante en jefe de las fuerzas judías en Galilea- menciona a la cercana Japha –a poco más de kilómetro y medio al suroeste de la actual Nazaret- pero no menciona para nada a una “Nazaret”, pese a que hace un recuento y menciona a cuarenta y cinco ciudades y pueblos de Galilea –véase Flavio Josefo, Guerra Judía, especialmente para los incidentes de Jotapata y Japha Libro III-.

El Talmud menciona a sesenta y tres ciudades de Galilea, no aparece allí Nazaret, tampoco lo hace en ninguna fuente de la literatura rabínica antigua y… tampoco la menor referencia en el Tanaj.

La primera referencia situando Nazaret como un lugar geográfica real -Orígenes había intentado desentenderse de la cuestión por la vía del lugar mítico, bueno, desentenderse o explicarla-, viene de la mano de Eusebio de Cesárea -la misma mano que despliega tanta inventiva como desprecio a la veracidad al generar el "Testimonium Flavianum". Así, en su obra “Onomasticon” Eusebio presenta una lista geográfica de los lugares santos mencionados en la Biblia, allí aparece Nazaret.

Bien, al margen de la fiabilidad de Eusebio tenemos la cronología, el santo "Padre de la Iglesia" vive en el siglo IV EC, entonces sí se podía mencionar una Nazaret.

Para “salvar” la “hipótesis toponímica” los autores cristianos se remiten constantemente a una “insignificante aldea”, pero es que eso tampoco funciona siguiendo lo que explican los textos, especialmente lo referido en el evangelio de Lucas 4:14-30, recordémoslo:

“14 Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu, y su fama se extendió por toda la región.
15 El iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos.
16 Vino a Nazará, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura.
17 Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito:
18 = El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos =
19 = y proclamar un año de gracia del Señor. =
20 Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él.
21 Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy.»
22 Y todos daban testimonio de él y estaban admirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?»
23 El les dijo: «Seguramente me vais a decir el refrán: Médico, cúrate a ti mismo. Todo lo que hemos oído que ha sucedido en Cafarnaúm, hazlo también aquí en tu patria.»
24 Y añadió: «En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria.»
25 «Os digo de verdad: Muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando se cerró el cielo por tres años y seis meses, y hubo gran hambre en todo el país;
26 y a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a = una mujer viuda de Sarepta de Sidón. =
27 Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, y ninguno de ellos fue purificado sino Naamán, el sirio.»
28 Oyendo estas cosas, todos los de la sinagoga se llenaron de ira;
29 y, levantándose, le arrojaron fuera de la ciudad, y le llevaron a una altura escarpada del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad, para despeñarle.
30 Pero él, pasando por medio de ellos, se marchó” 
(Lucas 4:14-30, Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976)

¿Tenemos aquí un mero villorrio que no llega a aldea? Parece que no, tenemos una sinagoga en funcionamiento y no solo parientes –caso que sucedería en algo de las dimensiones de un caserío- sino paisanos, que no dudan en intentar despeñarle por un acantilado.

Por otra parte tanto el texto de Lucas como el de Mateo llaman “ciudad” a “Nazaret”, no hablan de ningún villorrio. Luego lo que explica el texto no coincide en absoluto con una supuesta y minimalista aldea que, por otro lado, resulta que… tampoco aparece a través de la evidencia arqueológica, a partir de ella solo aparecen dos tipos de habitantes: los de las tumbas y los de una granja.


Conclusiones

¿Qué significado puede tener todo eso? Pues diverso. El primero es cronológico y remite a que la redacción definitiva de los cuatro evangelios canónicos forzosamente es posterior a mediados del siglo II EC –y ello llevaría a que “Nazaret” en el siglo IV aparezca en la topografía cristiana sacra-. El segundo es que los redactores de esas versiones de los evangelios canónicos ya han perdido de vista el significado de “nazareno”, al punto que lo confunden con un gentilicio cuando no lo es. El tercero es que la inclusión de las falsas referencias toponímicas que se derivan de “nazareno” muestran que la información que aparece en los evangelios canónicos no solo no es relativamente contemporánea a los supuestos relatados sino que, además, no es fiable. Cuarto, que resulta imposible mantener la hipótesis Q para los sinópticos en todo aquello que aparece “Nazaret” en cuanto ciudad y topónimo y “nazareno” entendido como gentilicio –en el mejor de los casos serían interpolaciones tardías y del todo alejadas en el tiempo-. Quinto, que si “nazareno” significa “el verdadero” y deriva de “nazara” –“la verdad” en arameo- nos encontraríamos ante un planteamiento enteramente gnóstico –como el que muestra el valentiniano evangelio de Felipe-. Sexto, es igualmente un planteamiento gnóstico el que remite a “netser” en cuanto a título que complementa el contenido etimológico de “Yeshúa” –que también funcionaría en ese caso como título y no como nombre propio-.







Bibliografía

Biblia de Jerusalén, edición en castellano de 1976

Carter, J.: Evangelios Apócrifos, Editorial Sirio, Málaga, 1996

Celso: El discurso verdadero contra los cristianos, Alianza Editorial, Madrid, 1988

Crossan, J.D.: El Jesús histórico, Editorial Emece

Josefo, F.: La guerra de los judíos, Editorial Gredos, Madrid, 2001

Textos Griegos del Nuevo Testamento, versión Nestle-Aland, 26/27 edición

miércoles, 22 de enero de 2014

¿Diez Tribus Perdidas? La mentira del Anglo-Israelismo y el Israel perdido

¿Diez Tribus Perdidas? La mentira del Anglo-Israelismo y el Israel perdido

BS"D


Por: Fabían Sepúlveda.

Una de las ideas más difundidas  por los mesiánicos,mormones, natzratim, además de otros cristianos, es que después de la deportación de  Israel en el reinado de Oseas, las 10 tribus  del norte fueron asimiladas y,por lo tanto, actualmente están perdidas y muchos de ellos son, por ejemplo, "efraimitas", sin tener base alguna más allá que su fe o los textos escritos por sus pseudo-maestros.

Para entender bien el asunto, hay que remontarse en el tiempo histórico posterior a la muerte del rey Salomón.

Como sabemos, las 10 tribus  del Norte formaron el reino de Israel y las 2 restantes el reino del sur,conocido también como Judá. Cuando el reino unificado se dividió luego de la muerte de Salomón, hubo israelitas de las tribus del norte que se unieron al Reino del Sur y siguieron manteniendo su identidad, sin perder su origen tribal  y ahora siendo parte del Reino de Judá.

En los libros de Crónicas, se deja en claro que la tribus del norte continuaron existiendo en esos miembros que se fueron al Reino de Judá.

Un texto clave para entender esto, es 2 Crónicas 11:14-16, en donde dice lo siguiente:

Los levitas abandonaron sus campos de pastoreo y demás posesiones para irse a Judá y a Jerusalén, ya que Jeroboam y sus hijos les habían impedido ejercer el sacerdocio del Eterno. En su lugar, Jeroboam había nombrado sacerdotes para los santuarios paganos y para el culto a los machos cabríos y a los becerros que había mandado hacer. Tras los levitas se fue GENTE DE TODAS LAS TRIBUS DE ISRAEL que con todo el corazón buscaba al Eterno, D-os de Israel. Llegaron a Jerusalén para ofrecer sacrificios al Eterno, D-os de sus antepasados".


Si se fijan, en esta parte vemos que, por un lado , la tribu de Leví, decide unirse a Roboam,dado que el rey Jeroboam no les permitió ejercer el sacerdocio, pero también dice en el versículo 16 que con ellos se fueron personas de TODAS las tribus del norte a Jerusalén para servir a Hashem.Esas personas se establecieron allí. Luego, en 2 Crónicas 15:9 vemos que hubo otros de los israelitas que se unieron al reino de Judá, en tiempos de Asa, padre de Josafat, porque veían que el Eterno estaba con él.Eran del reino del norte, pero pasaron a formar parte de Judá, sin perder su identidad tribal.Se mencionan israelitas de Simeón,junto con Efraín,Manasés,además de los que se unieron en aquella época al reino del sur.

De manera que vemos que hubo israelitas del Reino del Norte (es decir, Israel), que se unieron al reino de Judá, mucho antes de que Israel fuera enviado al exilio.Ahora, fíjense en lo siguiente: la caída y cautiverio del reino de Israel se produjo durante el reinado de Ezequías, hijo de Ajaz,en el año sexto de su reinado, como puede leerse en 2 Reyes 18:9-12. Sin embargo, vemos en tiempos de Josías, en 2 Crónicas 34:9 nos dice algo bien interesante:
"Ellos vinieron al sumo sacerdote Hilcías y le entregaron el dinero que había sido traído a la casa de Dios, y que los Levitas guardianes del umbral habían recogido de Manasés y de Efraín yde todo el remanente de Israel, y de todo Judá y Benjamín y de los habitantes de Jerusalén".

Aquí ya había ocurrido años atrás el destierro y exilio de Israel,pero se nos habla de Efraín,Manasés y TODO EL REMANENTE DE ISRAEL.Es decir, no todos habían sido enviados al exilio por Asiria y fueron a reparar el Templo, para posteriormente conmemorar Pesaj, como dice el siguiente capítulo.

Por ende,incluso después del exilio del Reino del Norte tenemos antecedentes de las tribus exiliadas formando parte del Reino del Sur y conservando su identidad.Es decir, seguían siendo de las tribus pertenecientes al ahora exiliado Reino del Norte,como he venido señalando.Por ende, no hay 10 tribus perdidas completamente, por la sencilla razón de que no todos los miembros de ellas fueron enviadas al exilio,sino que antes se habían unido a Judá algunos de ellos (repito,sin perder su linaje y conservando su identidad), y tenemos noticias de que en tiempos de Josías había un remanente de este destierro.

Algunos citan 2 Reyes 17:24-41 como prueba de que las 10 tribus fueron enviadas al exilio y,por tanto, estaban perdidas. Flavio Josefo, respecto a este punto, en su libro "Antigüedades de los Judíos", libro 9, capítulo 14, sección 1,dice lo siguiente:

"Cuando Salmanasar, rey de Asiria , se le hubo dicho que [Hoshea] el rey de Israel había enviado en privado a So, rey de Egipto , deseando su ayuda contra él , se enojó mucho,e hizo una expedición contra Samaria , en el séptimo año del reinado de Oseas , pero cuando no fue admitido [en la ciudad] por el rey, sitió Samaria tres años, y la tomó por la fuerza en el año noveno del reinado de Oseas , y en el séptimo año de Ezequías, rey de Jerusalén, y destruyó completamente el gobierno de los israelitas, y trasplantó a todo el pueblo en Media y Persia entre los cuales  llevó vivo al rey Oseas , y cuando movió a esta gente de su tierra, trasplantó otras naciones  fuera de Cuta... Así que las diez tribus de los hijos de Israel fueron removidas de Judea novecientos cuarenta y siete años después de que sus antepasados salieron de la tierra de Egipto, y  se apoderaron del país , pero 800 años después de que Josué había sido su líder, y , como ya he observado , doscientos cuarenta años siete meses y siete días después de que habían rebelado contra Roboam , nieto de David , y le hubieren dado el reino a Jeroboam...".

Los anales de Sargón II, encontrados durante el siglo XIX, relatan, por otro lado,en la inscripción encontrada en el palacio de Khorsabad, en la línea 7,el acontecimiento de  la caída de Samaria:

"Sitié y ocupé la ciudad de Samaria y tomé 27.280 de sus habitantes cautivos. Tomé de ellos 50 carruajes, pero les dejé el resto de sus pertenencias. Puse mis lugartenientes sobre ellos, renové la obligación impuesta por uno de los reyes que me precedieron".
El rey al que aquí alude Sargón II  es Tiglatpileser, al que no reconoció como monarca y que fuera el   padre de Salmanasar V, el rey mencionado en 2 Reyes 17:1-6,que sitió Samaria durante 3 años.Según revisaba, es posible que  Salmanasar hubiera fallecido y quien efectuara finalmente el cautiverio fuera Sargón, aunque,como sabemos, fue Salmanasar el que inició el sitio y NO Sargón y por ende, éste se atribuyera algo  realizado por un predecesor, lo cual no es de extrañar en las crónicas de los antiguos reyes de Oriente.

El problema con la afirmación de que las diez tribus que conformaban el Reino de Israel es que no todos los israelitas estaban en el reino del Norte,pero tampoco todos fueron llevados al exilio, sino que una parte fue deportada, mientras otra se había unido a Judá tiempo antes y otra permaneció en dicha tierra y probablemente se mezcló con las naciones,como Cuta, que se mencionan en dicho texto. Sumado a eso, el mismo Flavio Josefo nos indica, en el libro XI, capítulo 5, sección 2 la ubicación de los miembros dispersos de estas diez tribus del Norte:

"Cuando Esdras había recibido esta epístola, estaba muy alegre, y empezó a adorar a Dios, y confesó que había sido la causa de gran favor del rey hacia él, y que por la misma razón agradeció por todo a Dios. Entonces leyó la epístola en Babilonia a los judíos que estaban allí, pero guardó la misma epístola, y envió una copia de la misma a todos los de su nación que se encontraban en Media. Y cuando estos judíos habían entendido  que piedad tuvo el rey hacia Dios, y  la bondad que tuvo por Esdras, todos estaban muy complacidos; más aún, muchos de ellos tomaron sus efectos consigo, y llegaron a Babilonia, ya muy deseosos de bajar a Jerusalén, pero luego todo el cuerpo del pueblo de Israel permaneció en ese país, por lo cual no hay más que dos tribus en Asia y Europa sujetas a los romanos, mientras que las diez tribus están más allá del Éufrates hasta ahora, y son una inmensa multitud, que no pueden ser estimados por números".
 Por tanto, ya se conocía el destino de los israelitas deportados por Sargón II y no estaban tan perdidos como parecía.

Hasta aquí se ha hablado de lo que pasa antes del exilio de Judá, pero después del exilio de Israel.Después de dicho acontecimiento, el mismo libro de 1 Crónicas 9.3 nos dice que volvieron israelitas de Judá,Benjamín,Efraín y Manasés para establecerse en Jerusalén.Además, el profeta Amós indica en su libro que de aquellos israelitas residentes en el Reino del Norte, que serían llevados capturados y, posteriormente,enviados al exilio, habría un remanente de una décima parte de la población del Reino del Norte que seguiría en dicha tierra, como está escrito:

"Porque así dijo el Eterno D.os: "La ciudad que sale  a la guerra con mil, se quedará con cien;y la que sale con cien, se quedará con diez en la casa de Israel". (Amós 5:3)


Sumado a lo anterior, en Esdras 6:17 se nos menciona que se ofrecieron sacrificios por las 12 tribus, entendiéndose que en aquel momento había miembros presentes.
Ahora, e incluso el NT desmiente la idea de las 10 tribus perdidas, porque se mencionan personas que NO eran de Judá y Benjamín en el tiempo de Jesús.Lucas 2:36 por ejemplo nos informa de una ancia de la tribu de Asher, que era parte del reino del Norte:

Y había una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Ella era de edad muy avanzada, y había vivido con su marido siete años después de su matrimonio".Luego Pablo se reconoce como judío, siendo parte de la tribu de Benjamín y sabemos además que Bernabé era de la tribu de Leví, según dice el libro de los Hechos"

En Hechos 26,7 se nos menciona a las 12 tribus por parte de Pablo en tiempo presente.Santiago 1:1, además, dice que la epístola está destinada a los israelitas de las 12 tribus que se encuentran en el exilio, lo que indica que no sólo había personas de las 10 tribus del norte fuera de Israel en esa época, sino también de las 2 tribus del sur.


Vemos que icluso el NT les da noticias de que había personas de otras tribus en tiempos de Jesús.El asunto es que, si bien hubo una parte de las tribus del reino del  Norte que,efectivamente fue deportada y/o asimilada, también hubo una parte que NO sufrió esto, pues se unieron siglos antes al reino del sur y por ende, nunca fueron desterrados en esa época y hubo otra parte que después regresó con las tribus de Judá y Benjamín del exilio y no sólo eran dos tribus, sino personas de cada una de las tribus de Israel y dado que esas personas habitaron en la región y provincia de Judea,esos israelitas pasaron a ser judíos y por eso es incorrecto creer que el término se limite a los miembros de  la tribu Judá solamente, dado que también era el gentilicio asignado a cada israelita que habitaba la provincia o país de Judea,sin importar si era de Judá o no y en textos como el libro de Ester vemos que el término es aplicado a personas de otros tribus, como Mardoqueo (Ester 2:5), que era proveniente de la tribu de Benjamín.En Esdras pasa algo parecido.
Aparte de eso, para entender la aplicación de la palabra "judío" como gentilicio, es preciso estudiar bien la historia de Israel  a partir del siglo V AEC y lo que sucedió posteriormente con Israel durante el dominio romano, en donde  se crea una provincia, con el nombre de Judea, que no sólo se limitaba  a la región homónima, sino que incluía territorios como Samaria,los Altos del Golán,Galilea, la orilla oriental del río Jordán y ,por lo tanto, era más que el territorio del reino de Judá y de ahí se entiende que todos los habitantes de dicha zona, sin importar su tribu, pasaran a ser designados como judíos y que luego del segundo destierro fueron exiliados en distintas partes del imperio romano y, por ende, los judíos son personas de cada una de las 12 tribus que fueron deportadas durante cada uno de los exilios.No sólo son Judá,como señalan sin fundamento estos grupos. El Tanaj mismo nos da pistas sobre los verdaderos efraimitas, como lo señalado en Jueces 12:5-6, en donde se nos menciona la dificultad que tenían para pronunciar la "sh",sumado a que una buena parte de  los efraimitas también se incorporaron a Judá antes del exilio y luego siguieron siendo parte de Israel.

En conclusión, la idea de que hay 10 tribus perdidas completamente de la historia de Israel, NO tiene un sustento basado en el Tanaj, ya que éste nos informa que incluso antes del exilio del Reino del Norte hubo israelitas que se unieron al Reino de  Judá y después hubo un remanente que se unió a Judá, en tiempos de Josías. Adicionalmente, después del regreso del primer exilio, vemos que hay personas de las tribus del norte que se establecieron en Jerusalén y en el territorio de Israel.
Eso NO significa que no haya israelitas que fueron asimilados, y, por ende, perdido su identidad. Tampoco es correcto decir que los judíos son sólo Judá, pues no es así, ya que Israel actualmente está formado por israelitas de cada una de las doce tribus de Israel, sin excepción alguna y en la era mesiánica,aquellos israelitas que descienden 12 tribus (no sólo del antiguo Reino de Israel) que fueron asimiladas durante los cautiverios o exilios ,serán reunidas y tendrán  al verdadero mashiaj como rey, de acuerdo a lo anunciado por los profetas en el Tanaj
Es decir, el anglo-israelismo NO tiene asidero en el Tanaj y ni siquiera en el NT....

FUENTES CONSULTADAS
  1. Anales de Sargón II. Texto disponible en inglés en los sitios: http://www.shsu.edu/~his_ncp/Sargon.htmlhttp://www.isaiah666.com/sargon_annals.pdf
  2. Josefo Flavio., "Antigüedades de los Judíos",traducción al inglés por William Whiston, disponible  gratuitamente en: http://www.ccel.org/ccel/josephus/works/files/works.html

La ilegitimidad de los "natzratim"

La ilegitimidad de los natzratim

By: Fabián Sepúlveda Morales.

La ilegitimidad de los "Natzratim"


Los natzratim son una secta surgida del Restauracionismo cristiano, que alega tener sus orígenes en los seguidores judíos de Jesús del primer siglo. Sin embargo, la realidad es distinta a eso y se sabe con certeza que no guardan relación alguna con ellos. En los siguientes puntos expondré el porqué de esto y que en realidad sólo corresponde a una secta cristiana hebraizada:

1. Efectivamente, a los seguidores judíos de Yeshúa  en el primer siglo, se les llamó "notzrim", "natzratim" o "nazarenos" y el término, por ejemplo, es usado por Tértulo, en el proceso legal contra Pablo de Tarso, que es descrito en el capítulo 24 de Hechos de los Apóstoles:
"Hemos descubierto que este hombre es una plaga que por todas partes anda provocando disturbios entre los judíos. Es cabecilla de la secta de los nazarenos". Hechos 24:5


 La designación  hebrea para nazareno, a saber, "notzri" (נוצרי),  pasaría, de hecho, a ser utilizada para designar de forma general a los cristianos- ("notzrim";נוצרים ).
Sin embargo, al leer la literatura patrística, vemos que se hace alusión a una secta judeocristiana que toma para sí, con el tiempo, el nombre de "nazarenos" y son mencionados  por autores como Epifanio, Jerónimo y Tertuliano.
Jerónimo, respecto a ellos, señala lo siguiente:
"...los que aceptan al Mesías de tal manera que no cesan de observar la Ley.” (Jerónimo; Sobre Isa. 8:14).

Epifanio, a su vez, nos da una descripción más detallada sobre este grupo:
"Pero estos sectarios... no se llaman a sí mismo cristianos –sino “Nazarenos,”... Sin embargo son simplemente judíos completos. Usan no sólo el Nuevo Testamento sino también el Antiguo Testamento, como hacen los judíos... No tienen ideas diferentes, sino confiesan todo exactamente como lo proclama la Ley y a la manera judía –excepto por su creencia en el Mesías, si se quiere. Porque reconocen tanto la resurrección de los muertos como la creación divina de todas las cosas, y declaran que D-s es uno, y que su Hijo es Yeshúa el Mesías. Están adiestrados finamente en el hebreo. Porque entre ellos la Ley completa, los Profetas, y los ... Escritos ... se leen en hebreo, como ciertamente se hace entre los judíos. Son diferentes de los judíos, y diferentes de los cristianos, solamente en lo que siguen. Están en desacuerdo con los judíos porque han venido a la fe del Mesías; pero como aún están dirigidos por la Ley –la circuncisión, el Sábado, y el resto- no están de acuerdo con los cristianos... no son nada más que judíos... Tienen la Buena Nueva según Mateo muy completa en hebreo. Porque es claro que ellos aún la preservan, en el alfabeto hebreo, como fue escrita originalmente.(Epifanio; Panarión 29)

2. Allí hay algunas referencias sobre los  nazarenos verdaderos. Lo que muchos natzratim o el pastor Abdiel Frías Oviedo no entienden, es que nadie pone en duda que hubo seguidores judíos de Jesús o Yeshua en  los primeros siglos de esta era. Nadie niega las alusiones o la existencia de tales personas. No. El asunto en cuestión es si la actual secta, a la que ellos pertenecen, es la misma a la que aluden estos autores.
Sin ir más lejos, al remontarse en el pasado histórico alegado por ellos,  confunden las designaciones y los grupos a los cuáles se aplican.
Por ejemplo, al describir el significado del término "natzratim", Avdiel Frías inicia señalando lo siguiente:
"¿Quiénes son los Natzratím? Los escritos de los primeros discípulos de Iehoshúa de Natzrat documentan que Natzratím es una defnición, junto a otras, con la que se identifcaron los seguidores de Iehoshúa Ben Iosef de Natzrat (Hch. 24.5)".*
Como señalé en el punto anterior, "nazarenos" era el término utilizado para designar de forma general a los seguidores de Jesús- aparte de "cristianos"- en sus inicios, pero aquí empieza lo interesante: en el mismo documento, el pastor Frías cita los escritos patrísticos que aluden a la secta de los nazarenos, pero asumiendo, de forma errónea, que éstos son el mismo grupo mencionado en Hechos 24, estableciendo así una conexión ficticia entre los nazarenos de los escritos patrísticos y los apóstoles y primeros cristianos que en general eran designados con dicho término:

"
 Epifanios  dice: “Ellos  son  muy  odiados  por  los  judíos...  el  pueblo  se  para  en  la
mañana,  en  la  tarde,  y  en  la  noche,  tres  veces  por  día  y  pronuncian  maldiciones  y
maledicencias sobre ellos cuando ellos dicen sus oraciones en las sinagogas. Tres veces por
día ellos dicen: “Que Dios maldiga los Nazoraioi”. Ellos son más hostiles con ellos porque
ellos proclaman como judíos que Jesús es el Mesías”  (Panarion 29). Debido a que Epifanios
y  Jeronimos  no escribieron en  hebreo, se  desconoce  como  es  que -según  ellos-  en hebreo
llaman  a  los  ‘Nazoraioi’  en  aquella Birkat  ha-Miním. Pero  el  hallazgo  en  la  Gueniza del
Cairo,  Egipto,  de  una Birkat  ha-Miním de  épocas  medievales,  conteniendo  el  término
Notzrím (םירצונ),  ha  dado  a  conocer  el  término  hebreo  al  que  supuestamente  se  referían
Epifanios y Jeronimos en el siglo IV. A su vez, esto ha llevado a muchos a pensar que este
término  es  el  usado  en  el  Libro  Hechos  de  los  Emisarios  24.5  “la  secta  de  los Notzrím
(Guardianes)”*

Entonces, se evidencia un doble propósito en el escrito del pastor Frías:


·         Por un lado, el remontar el movimiento de los natzratim hasta Jesús y sus primeros discípulos, que en Hechos son identificados como "cristianos", en Antioquía, pero también como "nazarenos".
·         Por el otro, establecer un puente entre ellos y los escritos patrísticos, asumiendo que los nazarenos mencionados en Hechos, son los mismos que refieren los padres de la iglesia como Tertuliano, Epifanio o Jerónimo y de esa forma probar ser la continuidad de este movimiento judeocristiano.
El problema está en que los nazarenos a los que aluden los escritos eclesiásticos y con los cuales este grupo se identifica,  no son mencionados en el Nuevo Testamento. Es más: los autores diferencian claramente entre los cristianos, que en Hechos son también designados nazarenos y la secta judeocristiana que toma el mismo nombre. Entonces, ¿cómo es la cosa? ¿Son los sucesores de la línea apostólica  y de las doctrinas contenidas en el NT  o son el grupo nazareno, que difería, por ejemplo, de las enseñanzas paulinas, pero que los natzratim aceptan?
 Ahora bien, cuando se les increpa respecto a referencias históricas adicionales sobre los nazarenos, las únicas citas que pueden dar son las de los Padres de la Iglesia, que hablan de los seguidores judíos de Iehoshua/Yeshúa/Jesús  hasta cerca del siglo V, pero desde ahí hasta el siglo XX, no hay alusión a obras de esta secta, ni referencias contemporáneas sobre ellos (por ejemplo, no tenemos noticias de los natzratim en el siglo XI, sino que más bien desaparecen de la historia, ni hay autores que refieran a esta secta).
Repito: nadie pide citas sobre la existencia de los natzratim o nazarenos del primer  o segundo siglo-de los originales y distintos a los mencionados en  Hechos 24:5-, pues es algo que no se pone en duda, sino de citas con posterioridad.

3. Ante lo antes señalado, cabe preguntarse ¿qué sucedió con los verdaderos nazarenos de los escritos eclesiásticos?.

.La historia nos da algunas ideas: los nazarenos, como sabemos, no eran aceptados en la comunidad judía como tal, sino que eran considerados "minim", es decir, "herejes", pero tampoco lo eran en el cristianismo. Los pocos que quedaron de la comunidad natzratí, se asimilaron a los cristianos asirios de la iglesia nestoriana o bien, fueron convertidos al Islam. De hecho, es bastante probable que hayan sido deportados a Persia durante los tiempos de Kartir.No existieron después de eso y se confundieron con los miembros de la iglesia de oriente, contrario a lo señalado por los natzratim actuales, como Abdiel Frías, el falso moré o James Scott Trimm, que es su equivalente anglosajón y autor del "Manifiesto Nazareno"**

En cuanto a referencias sobre los nazarenos y su destino durante el siglo V y el nestorianismo, sugiero leer el libro "Jewish Ways of Following Jesus: Redrawing the Religious Map of Antiquity".***
También la Enciclopedia Británica define escuetamente y hay otros sitios, pero ese libro describe bastante bien el camino que siguieron los verdaderos nazarenos y que no guarda conexión con el movimiento actual. También puede leer respecto a los nestorianos y su historia****.Las fuentes dadas están en inglés

4. Por todo lo anterior, reto a los natzratim a que  referencien o mencionen obras escritas por autores natzratim entre los siglos VI y XIX y alusiones de sus contemporáneos.

5. El pastor Abdiel Frías, al dar la declaración de la identidad de los natzratim, señala lo siguiente:

"Los Natzratim  son Hijos de Israel  / Iehudim.Los Natzratim son los Discípulos de Rabi Iehoshúa de Natzrat, el Mashiaj, somos Natzratim por consecuencia de ser Hijos de Israel, no hay nada más natural para un Hijo de Israel que identificar y seguir al Mashiaj, pues el concepto del Mashiaj (el Rey de Israel) es parte vital del desarrollo del Pueblo de Israel como una Nación que por medio de su Rey sobresale entre las demás naciones guiándolas e iluminándolas bajo los Principios delegados en la Torá."¨*****
 El problema con eso, es que no son la continuidad de los nazarenos históricos, sino una secta moderna originada en el contexto del movimiento restauracionista ******, que buscan restaurar el cristianismo original, el que se siguió en los tiempos de "Iehoshúa". El asunto es que, si bien no siguen una doctrina cristiana convencional, no por ello están aparte.
Los gestores de este movimiento fueron, por un lado, el protestante James Trimm (cuyo manifiesto influye en el pastor Frías, pero del cual curiosamente no hace mención y omite las partes en donde Trimm señala que no hubo continuidad, sino más bien buscan restaurar la fe en Iehoshúa), Clin Van Nest y en su versión latina, por Abdiel Frías, entre otros. Todos gentiles y ex miembros de iglesias convencionales. El mismo Abdiel Frías describe el perfil restauracionista de los "natzratim":
"Restaurar. La tarea de Rabi Iehoshúa fue descrita por sus primeros discípulos como "Restaurar" y "Regresar" a los que se habían perdido; esto es como un Guía espiritual dentro de Israel, siguiendo el patrón de los Profetas de Israel que causan al Pueblo el Retorno a la Senda correcta. Esta Restauración se lleva a cabo con el “Ejemplo” y tiene un impacto mundial, pues el legado de Israel es ser la nación modelo, si andamos descarriados el resto del mundo se oscurece, si nos restauramos les podemos iluminar. La restauración de una nación y su impacto en las demás naciones nada tiene que ver con los conceptos religiosos de "Salvar almas" u "otorgar vida después de la muerte" *****

Por ende, no pueden denominarse hijos de Israel o judíos, porque, a diferencia de los verdaderos nazarenos, son GENTILES, sin conversión alguna de por medio, ni una familia que guarde relación con el judaísmo (sus líderes). En su caso, señor Fuentes, usted, aun cuando no lo reconozca, fue un cristiano convencional, que en algún momento se unió a la secta natzratim. Así que su pretendida continuidad y relación con Israel, es fácilmente refutable, si uno se toma la molestia de revisar la historia y sus fundamentos como secta.

6. Por otro lado, Frías escribe lo siguiente:
"Los Natzratim son un Movimiento originado en Israel en el siglo I de la Era Común, para esta fecha no existía el concepto de "La Religión Judía" como lo existe en la actualidad, por ende es anacrónico referirse a los Natzratim, a los Fariseos, Saduceos o Esenios, bajo conceptos religiosos posteriores a sus inicios".*****
Eso tendría sentido, si fueran los mismos del siglo I --cristianos en general- o del siglo II- secta judeocristiana no referenciada en el NT-, pero la realidad histórica es que NO es así y aquí no se valen berrinches, sino evidencia histórica que mencione la presencia de natzratim entre los siglos VI y XX, y referencias a obras de autores de esta corriente, de sus disputas con los rabinos u otros hechos. El problema sigue siendo el mismo: no hay tales fuentes. Le invito nuevamente a demostrarme lo contrario, pero con fuentes fidedignas y sin desviar el tema, como suele ser costumbre. Además, es absurdo describir el judaísmo actual como meramente una religión, siendo que no es así, y que los natzratim, efectivamente son una religión

7.
"No hay Natzratim gentiles...El término "Gentil" en ninguna manera denota inferioridad en comparación con los Hijos de Israel, sino que denota roles y responsabilidades diferentes. Ser Natzrati, ser Discípulo del Mashiaj, requiere una serie de compromisos y responsabilidades que solo los Hijos de Israel están obligados a llevar, como el Shabat y otras leyes relacionadas con Israel, las cuales gente de otra nación no están obligados a llevar." *****

Repito: esto no coincide con la realidad histórica. Los natzratim actuales son gentiles, que adoptaron costumbres más "hebreas" y toman fuentes hebreas como si fueran suyas, pero son gentiles como cualquier otro. Además, decir que por ejemplo, la circuncisión no es válida ahora para ser parte de Israel, sólo representa un patético subterfugio, porque el verdadero nuevo pacto nada tiene que ver con eso, sino que apunta a que ya no será necesario estudiar y enseñar Torá entre los judíos, porque estará grabada en el corazón y mente de cada uno desde el nacimiento, contrario a lo que señalaba el antiguo pacto, descrito en Deuteronomio 11:18-20 ó Deuteronomio 6:7, en donde se establece que los padres estudiarán, pondrán la Torá en su mente y corazón y la enseñarían a sus hijos. Jeremías 31 dice que Israel violó el pacto, pero no que Hashem cambiaría Su parte de éste.

8. Es decir, lo que cambia no es la Torá ni el pacto de la circuncisión, establecido con Avraham y no en Sinaí, sino la parte que le correspondía a los israelitas: estudiar, poner el corazón y enseñar diligentemente la Torá de padres a hijos, de maestros a discípulos.La parte en la que fallaron es esa y por eso el Eterno propone el nuevo pacto, que incluso Frías señala correctamente:
"La Nueva Alianza anunciada por los Profetas de Israel, como Irmyahu (Jeremías 31.30-33; 32.40) e Iejezkel (Ezequiel 16.59-63; 36.26-27; 37.26-27), entre otros, se refiere a un Pacto donde el Eterno coloca la Torá en el interior y corazón de cada Hijo de Israel, en otras palabras, la Torá es practicada por iniciativa propia, de forma natural. No es una Alianza con otro pueblo aparte de Israel, pues es Israel el responsable de la Torá, no así el resto de las naciones!"*****

Es más, con esto Ariel cava su propia tumba, pues ni él ni sus seguidores son parte de Israel y ninguno puede alegar que se cumple lo que él mismo señaló.

9. ¿Por qué digo que los natzratim son cristianos hebraizados?
Si bien es cierto que los natzratim no son como los cristianos convencionales, dado que no creen en doctrinas como la trinidad, no niegan la validez actual de la Torá,no creen en la divinidad del mashiaj ni en el sacrificio humano de Iehoshúa (Jesús) o el nacimiento virginal convencional y usan conceptos hebreos como "kaparat avonot" (cosa que ni siquiera entienden bien) o bien fuentes como el Talmud (aunque no son tan peritos en ello,  más bien son para la risa, como cuando se aborda el tema de la Torá oral), eso no los aleja de su fuente madre: el cristianismo y eso es por lo siguiente:


·          Los personajes mencionados en el NT , son los mismos que los natzratim aluden en sus escritos.

Por ejemplo Abdiel Frías señala que el rabino de "Iehoshúa de Natzrat" fue Juan, el hijo de Zacarías (aunque sabemos que no era rabino y eso es sólo un cruel invento de este patán de Frías).Los personajes sólo varían en sus nombres y naturaleza, pero son los mismos.


·         La fuente primaria sigue siendo el NT, sólo que hebraizado y denominado KeTeR (acrónimo para "Kitvei Talmidim Rishonim", "Escritos de los primeros discípulos"). Uno de sus textos más célebres, es el denominado "Toldot Iehoshua", que corresponde a una traducción hecha por el pastor Frías de los escritos del rabino  Shem Tob, que él presenta como tomado de manuscritos hebreos existentes en la época, pero lo que pasa por alto, es que primero, la sección contenida en el tratado Even Bojan, fue una obra elaborada en respuesta a la actividad de conversiones forzadas al cristianismo de parte de la iglesia, a partir de manuscritos latinos y griegos existentes en aquella época y que puede vislumbrarse, por ejemplo, por el uso de palabras como "krystos" en ciertas partes, que no aparecería en un original hebreo, así como también, que en las escasas alusiones al Mateo hebreo de parte de los padres de la Iglesia, no hay concordancia con la obra de Shem Tov, que buscaba caricaturizar a los cristianos que decían seguir a Jesús, pero que por otro lado negaban la Torá. No es más que eso, pero Frías y otros se embrollan innecesariamente inventando que se tradujo de fuentes hebreas, siendo que la realidad no es así.
·          Sobre el nacimiento de Jesús, Frías dice lo siguiente: 
"...Lo nuevo es que en este caso el padre (Iosef) no se había enterado del embarazo de su mujer, Miriam, porque no la había conocido aun, no habían convivido aun con su prometida, aun no habían tendido relaciones maritales" y luego señala: "El nacimiento de un niño sin el consentimiento del Padre NO ES un idea ajena al mundo hebreo. Los nacimientos sobrenaturales o milagrosos no es algo extraño en el TANA"J, el Eterno siempre opero de manera sobrenatural en seres especiales, desde los Padres de la Nación (Itzjáq, Iaakov, Iosef y Biniamin) y otros (Shimshon, Shmuel HaNavi). Sará y Avraham avinu tuvieran a Itzjáq de forma milagrosa, a Sará le había cesado ya la costumbre de las mujeres, era Humanamente imposible quedar embarazada."
*******
 Perdón, pero este señor no sé donde obtuvo su título de moré (sé que no lo es, pero es como un decir)
A todas luces tuerce lo dicho en el Tanaj: la concepción de un hijo es por la relación entre hombre y mujer. No hay otra manera. Alude a nacimientos sobrenaturales, al punto de citar personajes del Tanaj, lo cual demuestra su nulo entendimiento de la mentalidad hebrea al respecto. Ahora, en el Shem Tob se sigue evidencia la misma mentalidad griega sobra la "virginidad", pues se sigue aludiendo al contacto físico como criterio. Si el Shem Tov es el original hebreo, entonces debería usar el concepto hebreo de virginidad, que es claramente descrito en el Talmud y que no se refiere meramente al contacto físico, sino a la aparición del flujo menstrual. En esta traducción sólo se propone una visión alterna del nacimiento de Yeshúa, pero sigue plasmando la misma idea (con sus variantes, claro está) del nacimiento a partir de una virgen, sólo que esta vez, providencialmente llega el esperma de José hacia el tercio distal del oviducto (Trompas de Falopio) de María, que es donde se lleva a cabo la fecundación o "singamia".


·         El canon o libros aceptados por los natzratim como testimonios de Yeshua, es el mismo que el aceptado por los cristianos. No hay otros libros aparte de los que ellos usan. Son exactamente los mismos, sólo que con variantes. A diferencia de los nazarenos verdaderos, los natzratim son una secta restauracionista gentil, fundada por gentiles, de procedencia cristiana. Por ende, no puede atribuirse un origen judío, pues no es el caso.
·         Pese a sus alegatos de ser judíos y, por consiguiente, hijos de Israel y no cristianos, para trazar su pasado histórico inevitablemente chocan con las referencias a los cristianos de forma general y precisan crear realizar un salto lógico para conectarse a sí mismo por un lado, con los apóstoles y por el otro, con los nazarenos disímiles del cristianismo oficial. Al final, con razonamientos circulares intentan forjar una identidad ficticia, para sustentar algo que no lo tiene. Sin darse cuenta, terminan demostrando que son más cristianos que lo que piensan, sólo que en una versión más hebraizada  y desprovista de creencias como la trinidad, pero que no los aleja en nada de su origen real: el Cristianismo Restauracionista.


Nota: Esta es una edición del artículo original, en donde amplío el contenido y aclaro  algunos detalles que en la versión original quedaron incompletos, además de corregir algunas imprecisiones de mi parte,  aun cuando el contenido histórico y lo medular del documento se mantiene.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

* "El término natzratim", por Avdiel Ben Oved (Abdiel Frías Oviedo", disponible en:  http://natzratim.com/estudios/natzratim_termino.pdf

**"Manifiesto del Judaísmo Nazareno", por James Scott Trimm,disponible en: www.nazarenemedia.net/uploads/8/1/0/5/8105580/nazarenejudaismmanifesto.pdf

*** En la página 163 comienza la descripción sobre los nazarenos ,hasta la página 187, pero sugiero leer especialmente la página 183 en adelante.

****Sobre el Nestorianismo ,puede leerse en: http://www.nestorian.org/history_of_the_nestorian_churc.html.Historia
 de la iglesia asiria: https://ia700304.us.archive.org/27/items/lecturesonhistor00stanrich/lecturesonhistor00stanrich.pdf

***** "Principios básicos que identifican a los natzratim", publicado en: http://natzratim.com/estudios/ikare.pdf

****** Sobre el restauracionismo: http://es.wikipedia.org/wiki/Restauracionismo

*******El nacimiento de Iehoshua", por Avdiel ben Oved (Abdiel Frías Oviedo), disponible en:  http://www.natzratim.com/estudios/nacimiento-de-iehoshua.pdf